Errores divertidos

En Brujas
En Brujas tratando de hacer una foto panorámica con mi iPhone.

Con la tecnología nunca se sabe. Muchas veces me ha pasado que tengo un problema con un aparato. Me paso horas tratando de resolverlos, busco tutoriales, manuales de usuario y cuando me doy por vencida y aparece un técnico, resulta que como por arte de magia, el problema se ha solucionado.

Sin embargo, a veces pasan cosas divertidas. En este caso se trata del mode “panoramic” del iPhone. Cuando lo descubrí fue como si me dieran una bolsa grande de besitos Hershey mientras veo una película de Woody Allen.

Así que decidí probarlo. Very cool debo decir. Pero mi primer error fue pensar que porque la foto es panorámica el teléfono debe colocarse en esa posición. Mistake, en esa posición no pasa nada. Debes mantenerlo vertical.

iPhone
En el patio del Museo Louvre tratando de hacer una foto panorámica con el iPhone.

Lo chévere fue que mientras encontraba cómo se hacían estas fotos me salieron unos engendros espontáneo de lo más interesantes.

Son imágenes esquizofrénicas partidas por la mitad y que una parte no tienen que ver con la otra.

O la imagen de repite cortada como si se hubiera tomado de arriba hacia abajo. En fin que se ven muy divertidas y originales. Ahora si me dicen que haga este tipo de foto de manera consciente, pues no podría hacerlo. No tengo la menor idea cómo salieron así.

Es la magia de la fotografía en combinación con la incertidumbre de la tecnología. Me recuerda mucho a la fotografía análoga y lo que se puede hacer con las cámaras “lomography”.

Inténtalo a ver qué te sale. Mis panorámicas quedaron bellas, pero estas son muy divertidas.

En el patio del Museo Louvre intentando hacer una foto panorámica con mi iPhone.
En el patio del Museo Louvre intentando hacer una foto panorámica con mi iPhone.
Foto originales con el iPhone.
Foto originales con el iPhone.

Trump Winery, un capricho a la altura

84E4E194-2C39-464E-BB30-A6E554A5F833Martes 22 de Julio.- Punta Pacífica, Ciudad de Panamá. Trump Ocean Club International Hotel & Tower es una caja de sorpresas. Además de sus tres lujosos restaurantes, un embarcadero propio, un complejo residencial y, próximamente, un Casino que dará que hablar, observamos multiples detalles que nunca dejan de sorprender al visitante. Al llegar a  BARcelona, Tejas o al emblemático salón Cava 15 descubrimos nuevas sorpresas, como la variedad de vinos de la firma Trump que comporta una historia digna de escuchar.

Trump Winery es una bodega sofisticada y de calidad que cuenta con casi 1.300 hectáreas de 2EF12D8F-BDB3-4547-B0F7-5C9E1A9AF2CDimpresionantes paisajes. Está situada en el corazón de la ruta del vino de Monticello, en Charlottesville, Virginia (Estados Unidos). Narra la historia que el tercer Presidente de los Estados Unidos, el padre fundador Thomas Jefferson, fruto de su amor por el vino producido por los terruños franceses, cosechó las primeras semillas en su tierra, Monticello. Ahí comenzó a fabricar vinos del Nuevo Mundo inspirados en la vieja Europa, con características muy similares y hoy contamos con variedades como Chardonnay, Meritage, Rosé, Blanc y Rosé.

Estos caprichos los podemos disfrutar hoy en el edificio más icónico de América Central, Trump Ocean Club International Hotel & Tower Panama y descubrir unos vinos cargados de historia, de tradición y de una mezcla de sabores que entrelazan el Viejo Mundo con el Nuevo. Todo un capricho a la altura de la firma Trump.

 

http://www.trumpwinery.com

trumphotelcollection.com/Panama